Se mimetiza fácilmente con su medio ambiente gracias a su color negro, pardo, rojizo-verdoso, ceniza-verdoso o ceniza-pardo. La hembra es más grande y de opistosoma más prominente que el macho, siendo la hembra considerada más peligrosa. En algunos mercados existen pinturas anti-arañas, estas pinturas contienen un piretroide altamente reactivo (desprende calor) que virtualmente "quema" las patas del animal y esta cae al suelo, no las elimina pero previene su ascenso a paredes y techos. Estas arañas domésticas son muy beneficiosas porque eliminan gran cantidad de mosquitos y de otros insectos. Al fijarse en la úlcera, el signo evolutivo de lesión de color rojo–blanco-azul es típica del loxoscelismo. La reclusa chilena, araña de rincón, araña violinista o araña de los rincones (Loxosceles Laeta), es una especie de araña araneomorfa de la familia Sicariidae (antes de la familia Loxoscelidae)[1]​ que suele esconderse en grietas y rincones de difícil acceso, de ahí viene su nombre. Loxosceles rufescens, la araña violinista o araña reclusa parda mediterránea, es una araña de la familia Sicariidae originaria de la cuenca del Mediterráneo. [cita requerida]. Algunos mordiscos son menores sin ninguna necrosis, pero una parte pequeña producen lesiones dermonecróticas severas (loxoscelismo cutáneo) o incluso condiciones sistémicas (loxoscelismo víscerocutáneo;) a veces resultando en anomalía renal y 3-4% de casos en un estudio clínico reciente en Chile, en muerte. La ermitaña marrón habita entre piedras, cúmulos de maderas o leña y su aspecto es más bien pequeño, de color café muy claro, es muy temida por la sintomatología dolorosa que genera. Evoluciona a una placa livedoide, grande, luego a una úlcera necrótica, que luego de tres semanas se desprende quedando una úlcera limpia que puede alcanzar más de 25 cm de diámetro, para luego terminar en una cicatriz deprimida, en un verdadero cráter necrosado. ), puede llegar a producir necrosis que afecten a una gran superficie. Un solo individuo puede llegar a dejar tres mudas antes de alcanzar su tamaño adulto. Además, su veneno tiene un alto poder de penetración en el hígado y vías biliares. Estar atento a signos de compromiso sistémico grave (loxoscelismo cutáneo-visceral), evaluar función renal, electrolitos plasmáticos (especialmente el K+), complicaciones cardiovasculares (EPA, arritmias), alteraciones inmunitarias y endocrinas. Mantener al paciente en reposo y en una posición cómoda. En formas más serias, la placa es rojiza, de tono violáceo, el eritema es diseminado, el centro de la lesión aparece hemorrágico y necrótico con una ampolla en la parte superior. Dejar que evolucione la placa, la escisión quirúrgica inmediata de la herida puede ser perjudicial; el desbridamiento y el injerto cutáneo sólo se reservan para cuando remiten los signos de inflamación aguda. Este arácnido es famoso por vivir en rincones o fisuras. Dependiendo del contexto del incidente y del paciente, se debe considerar la administración de antibióticos y profilaxis. Contiene poderosas enzimas proteolíticas que destruyen todo lo que tenga proteínas, pudiendo ser 15 veces más tóxico que una cobra y 10 veces más potente que la quemadura con ácido sulfúrico. Aunque vive en la naturaleza y suele ocultarse bajo las piedras, en ocasiones se introduce en las viviendas por adaptación al medio urbano donde puede encontrar refugio y alimento con facilidad. La araña Sicariusestá emparentada con esta araña y por ende e… Willis John Gertsch & Franklin Ennik (1983). Trasladar a un centro asistencial rápidamente. La reclusa chilena, araña de rincón, araña violinista o araña de los rincones (Loxosceles Laeta), es una especie de araña araneomorfa de la familia Sicariidae (antes de la familia Loxoscelidae) ​ que suele esconderse en grietas y rincones de difícil acceso, de ahí viene su nombre. Sacudir enérgicamente la ropa a colocarse es una buena medida. Prof. of Entomology; Extension Specialist, Household & Structural Pests 1/2004-des», http://naukas.com/2014/05/16/12-preguntas-y-respuestas-sobre-el-caso-de-las-aranas-reclusas-en-sevilla/, http://eltecnicoambiental.wordpress.com/2014/05/18/una-arana-provoca-alerta-social-esta-justificada/, «Un hombre lleva 10 días ingresado en Alicante por la picadura de la araña violinista», https://www.valledeelda.com/noticias/13323-arana-sax.html, Protección de la reclusa parda mediterránea, https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Loxosceles_rufescens&oldid=129789908, Wikipedia:Artículos con pasajes que requieren referencias, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0. Ha sido introducida en Arkansas, Hawái,[2]​ y los estados del Golfo de los Estados Unidos. Esta especie de araña se esconde en lugares polvorientos y poco aseados como, por ejemplo, bajo los tanques de gas, detrás de cuadros, cornisas, librerías o en los armarios, especialmente con ropa. Prefiere esconderse en sitios estrechos y oscuros como detrás de los cuadros y muebles o debajo de estos. Presenta seis ojos distribuidos en tres pares del mismo tamaño, uno central y dos laterales.[1]​. En general, no existe linfadenopatía regional. Después de 4-8 horas, el área de la mordedura se siente dolorosa y con prurito, presentando una induración central rodeada por un área pálida de isquemia y una zona de eritema. El colocar trampas-pegajosas es otra buena medida, los arácnidos no pueden liberarse y mueren por acción del piretroide impregnado en el adhesivo. Es de tamaño pequeño, entre uno y dos centímetros. Cuando el dibujo de violín no es visible se han de examinar los ojos para su correcta identificación. Si su vivienda además cuenta con enredaderas al muro, bambúes, cúmulos de objetos o leña acumulada al suelo desde tiempo es altamente probable la existencia de individuos. La nebulización con piretroides atomizados es aconsejable, pues alcanzan las zonas respiratorias de la araña y logra asfixiarlas. Por ello sus lugares predilectos durante el día son los rincones oscuros, de los que sale para cazar. Poner especial atención a detrás de los cuadros, esquinas superiores, elementos de pared, aquellas camas con cajonera y zócalo al suelo, esquinas de armarios y especialmente en los muebles de cocina en el entre zócalo o en la parte superior fuera de la vista. La araña Sicarius está emparentada con esta araña y por ende es considerada también peligrosa. El mayor número de casos se deben al macho más que a la hembra (que es mucho mayor) y la mordedura venenosa causa gran dolor e irritación pero no proteolítica como la Loxosceles laeta. Reduce su movilidad a temperaturas inferiores a 15º, mientras que concentra su máxima actividad en los meses de mayo, junio y julio, cuando su población aumenta.