Las extremidades de los tetrápodos son de tipo quiridio. [40]​ En cada pata hay tres articulaciones: el hombro (o cadera), el codo (o rodilla) y la muñeca (o tobillo). En todos los tetrápodos está formada por tres huesos principales: el ilion en posición dorsal y, ventralmente, el pubis en posición anterior y el isquion en posición posterior; en el punto de reunión de estos tres huesos se forma el acetábulo en el que se articula la cabeza del fémur.[2]​. Entre los casos donde se da una estrategia K se pueden nombrar al del sapo de Surinam (Pipa pipa), el de la ranita de Darwin (Rhinoderma darwinii)[2]​[42]​ o el de las especies del género Rheobatrachus. Las larvas de los anfibios viven en las aguas dulces, mientras que los adultos, por lo general, llevan una vida semiterrestre, aunque siempre en lugares húmedos. Además de las características anteriormente mencionadas, los anfibios también se singularizan por lo siguiente: Si deseas leer más artículos parecidos a Características de los anfibios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal. Las causas de este declive son atribuibles a diversos factores, como la destrucción de hábitat, las especies introducidas, el cambio climático y enfermedades emergentes. Science 166: 888-891. Por otro lado, algunas especies de salamandras carecen por completo de respiración pulmonar, por lo que se valen únicamente del intercambio gaseoso a través de la piel, y esta muchas veces es plegada, de manera que la superficie de intercambio aumenta. [52]​[53]​[54]​[55]​, «Anfibio» redirige aquí. American Zoologist 28:297-308. Anatomía comparada, función, evolución. [45]​ Ya en el estadio prometamórfico se da paso al desarrollo de las extremidades posteriores, finalizando con el tercer estadio donde se produce el clímax metamórfico que concluye con la transformación de la larva en juvenil. Laurin, M. (1998) The importance of global parsimony and historical bias in understanding tetrapod evolution. Por otra parte, dependiendo de la especie, las patas traseras pueden estar adaptadas tanto para el salto y como el nado, pero también para la marcha. Fuera de ella utilizan las cuatro patas para andar. Los anfibios fueron los primeros vertebrados en adaptarse a una vida semiterrestre,[3]​ presentando en la actualidad una distribución cosmopolita al encontrarse ejemplares en prácticamente todo el mundo, estando ausentes solo en las regiones árticas y antárticas, en los desiertos más áridos y en la mayoría de las islas oceánicas. Datos divertidos sobre los anfibios. La alimentación se basa en los vegetales durante la fase larvaria y está compuesta por artrópodos y gusanos en el estado adulto. Se trata de un grupo animal de lo más peculiar, ya que sufren una metamorfosis que les permite pasar de la fase larval a la fase adulta, lo que conlleva también que a lo largo de su vida posean diversos mecanismos para respirar. (Este cambio puede ser largo y se denomina metamorfosis). Los registros fósiles más antiguos de ranas (y de lisanfibios) datan del Triásico Inferior (~250 Ma) de Madagascar[18]​ (correspondiendo al género Triadobatrachus[19]​), mientras que los de las salamandras y las cecilias corresponden al período Jurásico (~190 Ma). Major Evolutionary Radiations 52: 321-349. En el estado larvario presenta una circulación similar a los peces, de la aorta ventral parten cuatro arterias; tres de ellas van a las branquias, mientras que la otra comunica con los pulmones aún sin desarrollar por lo que lleva sangre desoxigenada.[1]​. Todos los anfibios actuales se agrupan, por lo general, en el grupo Lissamphibia, el que está compuesto por los clados Gymnophiona, Caudata y Anura, los cuales están organizados según el tipo de estructura vertebral y de extremidades. [20]​[21]​[22]​, El origen del grupo aún es incierto,[23]​ pudiendo dividirse las hipótesis actuales en tres principales categorías. Los anfibios (Amphibia, del griego ἀμφί, amphí ('ambos') y βίος, bíos ('vida'), que significa «ambas vidas» o «en ambos medios») son una clase de animales vertebrados anamniotas (sin amnios, como los peces), tetrápodos, ectotérmicos, con respiración branquial durante la fase larvaria y pulmonar al alcanzar el estado adulto. Barker, J.; Grigg, G.C. Existe una predominancia de las coloraciones verdosas, sin embargo, diversas especies poseen patrones cromáticos que hacen al animal claramente visible, como es el caso de la salamandra común (Salamandra salamandra) o el de las ranas punta de flecha (Dendrobatidae). Hickman, C. P., Ober, W. C. & Garrison, C. W. (2006). [3]​ De los huevos surgen las crías en estado larvario, llamadas en muchos casos renacuajos. Presentan un corazón tricameral formado por un ventrículo y dos aurículas, (según los casos, podría considerarse como una única aurícula, total o parcialmente dividida). Ross A. Alford, Atephen J. Richards. Finalmente, los anuros (ranas o sapos) están provistos de miembros desiguales y carecen de cola en el estado adulto, presentando, como adaptación al salto, una columna vertebral reducida y rígida llamada urostilo. Existe un hueso largo basal (húmero/fémur) que articula en su extremo distal con dos huesos, el radio/tibia y la ulna o cúbito/fíbula o peroné. [2]​ La principal fuente de alimentos en el estado adulto la constituyen los insectos, como los coleópteros, y otros invertebrados, como orugas de mariposa, gusanos de tierra y arácnidos. Para más información, puedes consultar este otro artículo de ExpertoAnimal sobre ¿Por dónde y cómo respiran los anfibios? El huevo de los anfibios es colocado en el agua, por lo que cuando la larva eclosiona posee branquias para respirar, cola y una boca circular para su alimentación. Sin embargo, los adultos también poseen respiración pulmonar, y en la mayoría de las especies combinan ambas maneras de respiración durante toda su vida. Este grupo animal posee una gran variación en cuanto a su esqueleto con respecto a otros vertebrados. Ecología Aplicada (Perú) 1:105-109. A lo largo de este las larvas van perdiendo progresivamente la cola como consecuencia de una autolisis celular. Estos huesos se articulan en la muñeca o el tobillo con un carpo o un tarso, respectivamente, que consisten, cuando su desarrollo es completo, en tres filas de huesecillos, con tres en la fila proximal, uno en la central y cinco en la distal. En la primera Lissamphibia es considerado como un grupo monofilético derivado de los temnospóndilos en cuyo caso el grupo hermano puede ser el género Doleserpeton,[24]​[25]​ y Amphibamus,[20]​ Branchiosauridae[26]​[27]​ o un subgrupo de este último grupo. A diferencia de los peces óseos, no existe control directo del sistema nervioso sobre las células pigmentarias y, por lo tanto, el cambio de color es bastante lento.[40]​. In: P. D. Taylor and G. P. Larwood (eds.) Su nombre significa “doble vida” (anfi=ambos y bios=vida) y son animales ectotermos, es decir, que dependen de fuentes de calor externas para controlar su equilibrio interno. 1999. Bolt, J. R. (1969) Lissamphibian origins: possible protolissamphibian from the Lower Permian of Oklahoma. Entre las diez especies más amenazadas del mundo (de todos los grupos) se encuentran tres anfibios; y entre las cien más amenazadas, hay treinta y tres, como se lista a continuación: En la piel se aprecia ya un carácter típico de los vertebrados terrestres, como lo es la presencia de capas externas muy cornificadas. Este tipo de desarrollo se llama metamorfosis. [1]​[36]​[37]​ Los gimnofiones (conocidos coloquialmente como cecilias o apodos) corresponden a los anfibios modernos más escasos, desconocidos y peculiares. Annales des Sciences Naturelles, Zoologie, Paris, 13e Série 19: 1-42. Existe un intenso debate en lo que respecta a la definición de "anfibio". Heatwole, H. & Rowley, J. Global Amphibian Declines: A Problem in applied ecology. Los anfibios (Amphibia, del griego ἀμφί, amphí ('ambos') y βίος, bíos ('vida'), que significa «ambas vidas» o «en ambos medios») son una clase de animales vertebrados anamniotas (sin amnios, como los peces), tetrápodos, ectotérmicos, con respiración branquial durante la fase larvaria y pulmonar al alcanzar el estado adulto. 133-165. Los anfibios poseen respiración branquial (en su fase larval) y cutánea gracias a su piel fina y permeable, que les permite la transferencia de gases. Desarrollo de las extremidades anteriores y posteriores. Los adultos se parecen bastante a los renacuajos, las únicas diferencias son la presencia de pulmones en lugar de las branquias y la posibilidad de reproducirse y de vivir fuera del agua. [43]​[44]​, Presentan una segmentación holoblástica desigual, careciendo de membranas extraembrionarias. El clado que incluía la mayor parte de los anfibios fue nombrado Stegocephalia. Muchas especies, como los dendrobátidos (las ranas flecha venenosa), poseen colores muy brillantes que les permite dar un “aviso” a sus depredadores, ya que son muy llamativos, pero esta coloración casi siempre va asociada a glándulas venenosas. [1]​ La disposición de los huesos y músculos de las extremidades anteriores y posteriores de los tetrápodos es de una constancia sorprendente, a pesar de los diferentes usos a los que se destinan. Los anfibios se consideran vertebrados, ya que tienen una columna vertebral. [29]​[30]​ La tercera hipótesis sugiere un carácter polifilético (difilético y en algunos estudios trifilético) de los lisanfibios, con un origen de las ranas y las salamandras a partir de los temnospóndilos, mientras que las cecilias (y a veces las salamandras) derivarían de los lepospóndilos.[31]​[32]​[33]​[34]​[35]​.