Pero la elección debía ir seguida por una ceremonia de coronación; más exactamente, por tres ceremonias. Servirá para mostrar cómo la historia y la cultura pueden ser un pilar fundamental en el proceso de integración europea. +34 927 01 40 90 Carlos V: la coronación del emperador En 1530 la ciudad italiana de Bolonia acogió una de las ceremonias más fastuosas del Renacimiento: la coronación de Carlos V como emperador, de manos del papa Clemente VII. En realidad, Carlos V era emperador desde hacía once años. Sostenía la cola de su manto el conde de Nassau. En 1519, a la muerte de su abuelo Maximiliano I, fue elegido como su sucesor por los siete grandes electores del Sacro Imperio Romano Germánico. Ambos entendieron que la ceremonia no podía celebrarse en Roma, pues las heridas del Saco seguían abiertas. Foto: E. Lessing. Justo después de pasar éste, la pasarela se hundió, provocando al menos tres muertos y numerosos heridos graves; incidente que muchos interpretaron como signo de mal augurio, un castigo de Dios por el Saco de Roma. El sueño de una monarquía universal parecía haberse realizado. Tel. secretaria@fundacionyuste.org, Avenue de Cortenbergh 87-89 2ª planta 11:15. Museo Cívico, Bolonia. El ritual culminó cuando Clemente VII ciñó sobre su cabeza la diadema de oro de los emperadores, conocida también como la corona de los césares. +34 924.38.74.01 Ya en el altar mayor, erigido para la ocasión a imitación del de la basílica de San Pedro, el pontífice le entregó la espada que le confería «los derechos de la guerra», imponiéndole así la obligación de tomar las armas para la defensa de la fe. Cáceres-Extremadura España secretaria@fundacionyuste.org, Más de mil alumnos de 30 países se han inscrito en el programa Campus Yuste online de la Fundación Yuste. 1580), fresco de Jacopo Ligozzi (1547-1627), Museo degli affreschi Giovanni Battista Cavalcaselle, Verona.Tras la coronación imperial de Carlos V en Aquisgrán en 1520, al flamante emperador del Sacro Imperio Romano Germánico tan solo faltaba la ratificación papal, ceremonia que tuvo lugar en Bolonia en 1530. Asimismo, su implicación en la lucha contra el Islam culminó en una de sus campañas más brillantes, la toma de Túnez en 1535. La ceremonia por la que Carlos fue coronado como «rey de los borgoñones» o «rey de Italia» se celebró con gran solemnidad, pero casi en privado, para no restar esplendor a la tercera coronación prevista para dos días después, el 24 de febrero, fecha del cumpleaños del césar. Acto seguido colocó el cetro en la mano izquierda del soberano, y en la derecha, la esfera dorada que representaba al mundo, símbolo de que le entregaba «el imperio del orbe». Pero a diferencia de sus antepasados, cuyo campo de acción había quedado circunscrito al ámbito germánico, Carlos tenía aspiraciones más amplias. De este modo lo hizo Carlos V el 23 de octubre de 1520. El viernes 23 de octubre de 2020 se cumple el 500 aniversario de la coronación de Carlos V como emperador en Aquisgrán. B-1000 Brussels Belgium El papa Clemente VII marcha con Carlos V bajo palio (ca. Coronación del emperador Carlos V por el papa Clemente VII en Bolonia. El propio pontífice había tenido que refugiarse en el castillo de Sant’Angelo para salvar la vida y se había visto obligado a pagar 400.000 ducados por su rescate y absolver a los saqueadores. Carlos aspiraba a hacer realidad su lema, Plus ultra, «Más allá», y convertirse en un gobernante verdaderamente universal, como le susurraba su canciller, Mercurino Gattinara: «Dios, el Creador, os ha concedido la gracia de elevar Vuestra dignidad por encima de todos los reyes y príncipes de la Cristiandad, al convertiros en el mayor emperador y rey desde la partición del Imperio de Carlomagno, y os ha indicado el camino hacia la justa monarquía universal a fin de unir el orbe entero bajo un único pastor». Datado en el último cuarto del siglo XII. Le precedían cuatro grandes títulos de la nobleza romano-germánica, los duques de Saboya, Urbino y Baviera, y el marqués de Monferrato, portando las insignias imperiales: la corona de oro, la espada, el orbe y el cetro. Real Armería, Madrid. De ahí la importancia que revestía para Carlos el hecho de ser coronado como emperador por el papa, un acto que sería posible dos años después del Saco de Roma, cuando Clemente VII y Carlos V sellaron su reconciliación mediante un tratado firmado en Barcelona. El imperio español de Carlos V. Hugh Thomas. Online, 23 de octubre, 5 de noviembre, 19 de noviembre y 3 de diciembre de 2020 El viernes 23 de octubre de 2020 se cumple el 500 aniversario de la coronación de Carlos V como emperador en Aquisgrán. En previsión de la multitud que llenaría a rebosar la plaza situada frente al templo, se levantó un puente de madera que unía el palacio Pubblico, donde se alojaban el pontífice y el emperador, con la escalinata de la basílica. Veinte años después de su coronación, Carlos era un hombre cansado y, en muchos sentidos desengañado, hasta el punto de que decidió renunciar en vida a todas las coronas por las que tanto había pugnado. Tel. Se prestará especial atención a las diferencias entre el discurso oficial, como aparece en particular en la propaganda imperial y en el programa del canciller Gattinara para un imperio mundial, en un momento en que las conquistas coloniales mostraron el comienzo del proceso de globalización, y la política real que se seguirá. En las negociaciones de ese tratado, tanto al papa como al emperador les importaban ante todo las cuestiones políticas –el dominio sobre territorios clave como Nápoles, Milán o la Romaña–, pero Carlos no dejó escapar la ocasión para obtener del papa el compromiso de coronarle emperador. En esta ocasión, la Red de Cooperación de Rutas del Emperador Carlos V está organizando, para conmemorar dicho acontecimiento, una serie de webinarios bajo el título “Carlos V: sueños y pesadillas de un Imperio”, y que tendrán lugar los días 23 de octubre, dos en noviembre y el último en diciembre de 2020. 1530. Descubre lo extraordinario del ser humano y el planeta, Viaja a los lugares más lejanos del mundo, Explora los secretos que guarda la historia, FORMA PARTE DE UNA COMUNIDAD INTERNACIONAL DE CULTURA, Y disfruta de un espectacular número cada mes en tu casa. A finales de julio zarpó de Barcelona y, tras desembarcar en Génova el 12 de agosto, se encaminó a Bolonia, doscientos kilómetros al este. Los años venideros ratificarían su predominio en Europa. Como los patriarcas del Antiguo Testamento, Clemente decidió dejarse crecer la barba en señal de duelo perpetuo. Foto: AKG. +32. Mientras tanto, en la plaza adyacente, la población congregada para el acto se deleitaba con un buey asado para la ocasión y el vino que manaba sin cesar de una inmensa fuente repleta de símbolos imperiales y presidida por la figura de Hércules, el antepasado mítico de los reyes de España. Dos años antes, en 1527, los soldados alemanes de Carlos habían saqueado brutalmente la Ciudad Eterna, en el episodio conocido como Saco de Roma. En esta ocasión, la Red de Cooperación de Rutas del Emperador Carlos V … Museo de Historia del Arte, Viena. Valhondo, s/n  06800 Mérida (Badajoz) Aunque este título lo convertía tan sólo en rey de Alemania, en la práctica comportaba el reconocimiento de los poderes imperiales. Los tiempos habían cambiado. Foto: Sandra Raccanello. (0).2.736.59.50 Para acoger el acontecimiento, la ciudad fue sometida a una profunda transformación, con el objetivo de convertirla durante unas jornadas en una réplica de Roma. Temas de Hoy, Madrid, 2010. Para concluir la jornada, las comitivas papal e imperial se dieron encuentro alrededor de la mesa, en un fabuloso banquete celebrado en el palacio Pubblico.