Sobre la humildad se fundan todas las demás virtudes, y quien carece de humildad no puede vivir cristianamente. Procura ser tan grande que todos quieran alcanzarte y tan humilde que todos quieran estar contigo. No olvides que todos debemos algo a alguien... si quieres descubrir más Frases inteligentes para pensar, échale un vistazo a este enlace. Por último, hemos seleccionado algunas frases de humildad y respeto para compartir contigo lo importante que es valorar a los demás y aceptar sus límites en todo momento. El orgullo divide a los hombres, la humildad los une. Una persona que carezca de este hermoso e importante valor, esta destinada al fracaso tarde o temprano. No mires a nadie hacia abajo... a menos que sea para ayudarle a levantarse. Dios quiere, sin duda, mucho a la gente humilde; pues de ser lo contrario, no los habría hecho tan numerosos. Construye tu carácter, mantén la humildad y nunca olvides de dónde vienes. La gratitud es el comienzo de la sabiduría. No permitas que tus logros te quiten la humildad y la capacidad de agradecer todo lo que has recibido en la vida. Frases de humildad y gratitud. La humildad es una de grandes virtudes que pueden tener los seres humanos, pues es lo que nos hace respetar a los demás, reconocer nuestros errores y sobre todo no creernos superiores a nadie. Una vez aprendas que tu grandeza no se mide por la cantidad de dinero que tengas en el bolsillo, podrás empezar a ser más humilde y a vivir una vida menos superficial y más agradecida... Te ayudamos con estas frases de humildad y dinero. El amor no se construye de perlas, regalos y yates. Sé humilde en esta vida, con tus gestos y tus acciones, porque el que sube como palmera... puede caer como coco. Sé humilde en tus victorias y elegante en tus derrotas. Aquellos que aman, por decirlo de alguna manera, renuncian a una parte de su narcisismo. Quizás en la vida consigas tener mucho éxito, pero nunca debes olvidarte de tus orígenes y de quién eres realmente. De la gratitud y la humildad aprendimos que hay tantas personas que participaron en nuestro éxito... desde los maestros, que nos inspiraron, hasta los conserjes que mantuvieron limpia nuestra escuela. El amor no se construye de perlas, regalos y yates. Recopilación de frases célebres y citas (quotes) sobre la vida y el amor que encierran grandes verdades. Cuando pierdas no digas nada. Los humildes son aquellos que saben amarse a sí mismos y que, por tanto, saben amar a los demás. Que gusto da juntarse con personas sencillas y humildes. Solos podemos hacer muy poco, pero juntos podemos hacer mucho. La gratitud real es síntoma de la humildad. Que el dinero no te nuble la vista y te impida ver lo que de verdad importa: la humildad y el agradecimiento. Frases de humildad y amor Seguimos con algunas frases de humildad y amor, pues el orgullo es uno de los grandes enemigos de las relaciones, y solo aquellos que aprenden a dominarlo y tratan a su pareja con respeto, humildad y agradecimiento pueden disfrutar del amor. Estas frases de humildad y agradecimiento te encantarán. La felicidad se encuentra en comportarse con humildad y sencillez, amar de forma simple y corresponder a aquellos que te aman. El amor real no necesita de grandes lujos, pues cuando realmente quieres a alguien, valoras los detalles más pequeños por encima de todo, pues son los que guardan un mayor significado. Enamorarse es olvidarse un poco de uno mismo y dar prioridad por primera vez a otra persona; para amar bien, tienes que ser humilde. Los grandes líderes no necesitan hacerse los duros. La felicidad se encuentra en comportarse con humildad y sencillez, amar de forma simple y corresponder a aquellos que te aman. Si sabes que tu intención fue dar lo mejor, no tienes absolutamente nada que lamentar. Que hablen los demás. El que ama, se hace humilde. Ésos son los ladrillos que componen el edificio más grande que ha conocido la especie humana. Dije: buscaré lo que es humilde y pondré las raíces de mi identidad allí. Nada es tan bajo y vil que ser altivo con el humilde. Sólo la humildad sabe apreciar y admirar las buenas cualidades de los demás. Un gran hombre demuestra su grandeza por la forma en la que trata a los más pequeños. Pocos son humildes, porque para serlo se necesita una autoestima que pocos poseen. Cuanto más vacíos estamos de la hinchazón de la soberbia, más llenos estamos de amor. Cuida en los altos ser agradecido y humilde y, en los bajos, fuerte y constante. No quiere decir rebajarse ante otros: sino, al contrario, saber que lo que somos no depende de logros o méritos que podamos enseñar. En realidad, la gente está muy necesitada de hacerse oír, y si uno tiene la paciencia y la humildad de escuchar sin interrumpir, puede enterarse de las cosas más insólitas. De la rivalidad no puede salir nada hermoso, y del orgullo nada noble. No necesito más. Una persona humilde es aquella que trata a los demás con respeto, no guarda rencores fácilmente y sabe perdonar cuando es debido; esas son las personas que vale la pena mantener en la vida. El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa, de que dispone el mundo. La gratitud es el sentimiento que más humildad concentra y más amor expande. Puede que también te gusten estas 120 Frases de respeto. Desde Frasess.net te aconsejamos visitar estas Frases de trabajo en equipo. Frases sobre el valor de la humildad. Los altibajos son parte de la vida. La humildad es ser consciente de la propia insuficiencia, pero de ninguna manera implica ser ignorante de la valía personal. No es malvado: es simplemente estúpido, y debemos tener piedad de él: porque su camino es uno de envidia y odio, y nunca conocerá la dicha de amar. No hay casa, por humilde que sea, en la que, si son puros los corazones que allí habiten, no entre el amor. Porque, ¿Cómo podemos amar a una persona si nos sentimos superiores a ella? De nada te vale tu dinero si no sabes disfrutarlo con humildad con los demás. Ten la humildad de aprender de aquellos que están a tu alrededor. Puede que ahora tengas éxito y estés en la cima, pero no olvides que la vida es impredecible y mañana puedes estar abajo del todo; sé humilde, agradecido y bueno con los demás. Cree que sus pies no tocan la tierra, porque cree estar por encima de los demás. Nunca dejes de ser humilde, agradecido y buena persona... pues la vida da muchas vueltas, y nunca sabes donde terminarás. La gratitud es el sentimiento que más humildad concentra y más amor expande. Hay dos formas de enfrentar la vida: una es con orgullo, creyendo que lo sabes todo, y la otra es con humildad, reconociendo que tienes mucho que aprender. Nunca tendré más respeto del que tengo por el hombre que se da cuenta de que estaba equivocado y lo admite amablemente sin una sola excusa. El amor se construye de humildes muestras de cariño. El que es leal eleva su mirada con humildad, y el que es desleal, con soberbia. La humildad es en primer lugar saber valorar nuestros defectos y nuestras virtudes. La disculpa te hace valiente, el agradecer te hacer humilde y el amor te hacer feliz. Mientras más sencilla y humilde, más atractiva eres para las personas que valen la pena. Yo hago lo que usted no puede y usted hace lo que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas. Una persona orgullosa verá el mundo velado por el egoísmo, y siempre de forma distorsionada. Perder la vida en persecución de posición social, de dinero y de bienes materiales es un objetivo mucho menos noble que pasarla en persecución del amor verdadero. La humildad es un atributo que sólo tienen aquellos que se quieren a sí mismos. Solo será grande en la vida el que sepa ser pequeño. Gana con humildad, pierde con dignidad, disfruta con moderación y vive con propósito. Cada vez que subas un escalón de triunfo, sube dos de humildad. Solo es grande en la vida quien sabe ser pequeño. Posted on 23. Humilde Que La soberbia y la altanería se vencen con humildad y amor. Hay algo en la humildad que exalta extrañamente el corazón. Si eres humilde nada te tocará, ni la alabanza ni la desgracia, porque sabes lo que eres. Como realmente nos elevamos a los cielos es no creyéndonos más de lo que somos y aprendiendo a entregarnos a los demás. Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; pero con los humildes está la sabiduría. El orgullo en tu identidad te ayudará a ser mejor contigo mismo y con los demás. Revestíos de humildad hacia los demás, porque Dios resiste a los soberbios y da gracias a los humildes. Cuando el "yo" se reemplaza por el "nosotros", incluso la enfermedad se convierte en bienestar. Reconociendo la valía de los demás seremos felices. La humildad es hacer una estimación correcta de uno mismo. Sentirse bien con uno mismo influye en la forma en la que nos relacionamos con los demás y con la propia autoestima. La gratitud debe ser expresada, sólo así obtiene su verdadero valor. Ninguno de nosotros es tan inteligente como todos nosotros juntos. La vida es… el milagro de existir, el coraje de sonreír, las ganas de esperar, la fuerza de resistir y la humildad de agradecer. La soberbia y la altanería se vencen con humildad y amor. Nunca debes perder tu forma de ser, tu esencia, la humildad de tu alma, la voz de tu corazón, el respeto a ti mismo y el valor por la vida. Siendo humildes aprendemos a ver las cosas tal y como son.