Se cree que los Aluxes son invisibles, a menos que deseen ser vistos, lo cual también hacen para guiar por la selva a las personas de alma pura y buenas intenciones. ¿Qué hacía allá?, puede pensar el lector. Los huéspedes en busca del lujo aprecian el desayuno gratuito en este establecimiento. Playa Norte está a unos minutos de distancia. Se sabe que a veces comen maíz tierno y que les gusta el jade. Descubre las ofertas de Privilege Aluxes Isla Mujeres Hotel, entre las que se incluyen tarifas completamente reembolsables con cancelación gratuita. Trataba de ver a esos seres fantásticos que según la leyenda habitaban en los cuyo (montículos de ruinas) y sementeras: Los ALUXES. Trataba de cerciorarme de lo que veían miles de ojos hechizados por la fantasía. El Hotel y Restaurante fueron diseñados para interactuar con el medio ambiente, no afectando la flora y fauna de la zona, viéndolo claramente en el centro del restaurant-bar en dónde se puede observar un gran árbol de Pucté, típico de la región de Bacalar. De esta forma los Aluxes cobran vida para ahuyentar a los intrusos de la tierra, jugándoles bromas, extraviándolos por la selva con silbidos, arrojándoles piedras o simplemente asustándolos. Es posible que estas ceremonias contribuyan para que los aluxes encuentren la dirección correcta para salir de Xibalbá y llegar a la Ceiba sagrada de los mayas, el lugar de reposo en la esfera celeste. Para calmarlos, estos nuevos dueños tienen que ofrecerles comida, cigarrillos, miel o pozol. Cuando las propiedades de sus primeros creadores pasaban a manos de otros dueños, los Aluxes se hacen visibles para asustar a los niños. La comida que llevamos nos la repartimos. Los Aluxes. AGILES, JUGUETONES Y VELOCES. Este resort ofrece wifi sin cargo, además de un spa y una sala de fitness. Los Aluxes Bacalar se encuentra en el municipio de Bacalar, Quintana Roo, siendo uno de los 111 Pueblos Mágicos de México. Duendecillos malévolos que vagan por los bosques y que suelen penetrar en las casas de los campesinos por las noches. El Hanlicol es una ceremonia de ofrenda de comida en el monte y tranquiliza a estos duendes para que no sigan persiguiendo a los que se meten en sus dominios. Entre sus travesuras están: sacudir las hamacas de los durmientes para despertarlos y lanzar piedras y maltratar a los perros. Los Aluxes son seres fieles con sus dueños y traviesos con los desconocidos. LOS ALUXES son pequeños, fuertes y bondadosos, pero cuando alguien se olvida de pedir permiso y de atender a los Yuntziles y Balames (dioses del viento y de la selva), ellos se encargan de llamar la atención a quien comete la falta. Los aluxes de Yucatán, están profundamente ligados a la cultura local, no solamente aparecen en el folklore Maya, en sus leyendas y su historia, sino que persisten en conversaciones cotidianas.